Tratamiento de Sal para Curar Pequeñas Afecciones del Betta

Tratamiento Sal Betta

En esta entrada os quiero presentar un tratamiento para tratar pequeñas afecciones del pez betta ( y la mayor parte de especies de agua dulce ), un método que puede salvar a nuestro betta de enfermedades más serias.

Pero ojo, no debemos utilizar este tratamiento a la ligera, solo debemos utilizarlo en caso de necesidad. Todo tratamiento genera estrés y ocasionalmente daño en nuestros bettas, cosa que empeorará la situación, y por ello debemos evitarlos a no ser que sea estrictamente necesario. ¡Queda a vuestro juicio!

¿Por qué la Sal Cura al Betta de Pequeñas Afecciones?

La salinidiad del agua el algo muy curioso, ya que manipulándola podemos utilizarla para curar pequeñas afecciones. En el caso de peces de agua dulce basta con aumentar el nivel de salinidad del agua y en el caso de peces de agua salada sería todo lo contrario; reduciríamos la salinidad del agua.

En el caso del betta ( aumentar la salinidad ) esto ocurre por que los microorganismos nocivos que están enfermando al pez no soportan ese cambio de salinidad y eso provocará que se sequen. Y si esos microorganismos mueren, tu betta se curará.

Pero como con todo tratamiento tenemos que tener unas precauciones o de lo contrario las cosas pueden empeorar.

Necesitaremos un Acuario Hospital

Este tipo de tratamientos suele afectar negativamente a la colonia bacteriana ( sin colonia bacteriana adiós a todo ), plantas y compañeros de acuario de nuestros bettas que no necesiten un tratamiento.

Por ello deberemos realizar el tratamiento en otro acuario más pequeño destinado únicamente a este fin, un acuario “hospital” o de “cuarentena”.

¿Cómo Realizar el Tratamiento?

De entrada necesitaremos tener nuestro acuario hospital, si todavía no lo tienes será mejor que adquieras uno antes de destrozar todo el ecosistema de tu acuario.

El tratamiento consiste en lo siguiente:

  1. Cada día debemos llenar el acuario hospital con agua limpia, no la de nuestro acuario, sin cloro.
  2. Es ideal además ( para mayor efectividad ) aumentar la temperatura del acuario hospital un poco más de lo habitual, un par de grados por ejemplo.
  3. Debemos disolver en agua a parte la sal e introducirla en el acuario hospital ya lleno y remover bien para que todo quede bien mezclado. Utilizar sal no yodada, ya que la exposición al yodo puede dañar al betta. La dosis recomendada para un tratamiento no demasiado agresivo es de 10 gramos por litro.
  4. A continuación, debemos coger a nuestro betta con una red ( ¡Mucho cuidado! ), siempre poniendo la mano en la red durante el traslado para evitar que el pez salte. Realizar el traslado con la mayor brevedad y cuidado posible.
  5. Debemos dejar al betta bañándose en el acuario hospital durante unos 10 minutos, siempre pendientes de él y al menor indicio de que pueda estar afectándole de forma negativa procederemos a retirarle rápidamente.
  6. Al terminar volvemos a trasladar al betta a su acuario verdadero.
  7. Vaciamos completamente el acuario hospital y lo limpiamos bien sin utilizar ningún producto de limpieza, únicamente agua.
  8. Podemos volver a realizar el proceso pasadas 24 horas.

¡Repito, mucho Cuidado!

Este tratamiento es peligroso, no tan peligroso como el uso de ciertos fármacos, pero la mala realización del mismo puede provocar consecuencias terribles para nuestro betta.

La dosis y el tiempo de exposición al baño con sal son meramente orientativos, cada pez es un mundo y cada uno tendrá una mayor o menor tolerancia a este tipo de tratamientos. Por ello, mucho ojo, podemos empezar con una dosis más baja ( aunque con 10gramos / litro ya he tirado por lo bajo ) y ver como reacciona el betta y según el resultado probar con los 10 gramos/litro que propongo e incluso ir aumentando la dosis si nuestro betta parece tolerar bien el tratamiento.

Yo pondría el límite en los 20 gramos de sal por litro de agua, aunque veamos que el betta lo tolera yo no añadiría más y como ya he dicho, siempre pendientes de él, para poder reaccionar rápidamente ante cualquier incidente.

Y recordar, este tratamiento ( como casi todos ) en parte causará daño al betta, pero es uno de esos casos en los que un mal menor puede acabar con uno mayor. Por ello, es un recurso muy a tener en cuenta cuando las cosas se están poniendo feas, pero nunca jamás lo hagáis sin la seguridad de que es necesario hacerlo.

▷ Compra aquí Aloe Vera 99% puro. Mejorará la salud de tu Betta, mano de santo, nunca falta en mi acuario.

Ante la duda me podéis consultar a mi, a una tienda de acuariofilia de confianza o buscar información en internet, que hay muchísima.

¡Suscríbete a BettaBlog!

¡Suscríbete para recibir en tu correo más contenido como este!

¡Gracias por suscribirte! ¡No olvides revisar tu correo para realizar la confirmación!

¡Algo no ha funcionado correctamente!

15 Comentarios

  1. toni 28 febrero, 2017
    • Silver 1 marzo, 2017
  2. Dalila 27 enero, 2018
    • Silver 27 enero, 2018
    • Silver 27 enero, 2018
  3. Andrea 23 febrero, 2018
    • Silver 27 febrero, 2018
  4. Marly 26 junio, 2018
    • Silver 28 junio, 2018
  5. Aaron 26 julio, 2018
    • Silver 29 julio, 2018
  6. Engadi 20 abril, 2019
    • Silver 28 abril, 2019
  7. Yasmín 31 julio, 2019

Leave a Reply