Blog

Cómo Criar y Cuidar Crías de Guppy

Cría de Guppy
Esto es una de mis crías de Guppy, ha nacido hace poco. Se ve borroso porque le he tenido que meter un zoom de infarto a la foto.

Pues nada, que resulta que ahora soy papi de un montón de mini Guppys; de hecho ya van unas cuantas tandas de hembras Guppy que han parido, la verdad es que es una locura lo mucho que se producen estos peces, no paran quietos vamos.

Así que se me ha ocurrido daros algunos consejitos para aquellos que tengáis Guppys que hayan tenido crías y queráis cuidarlas y demás. Es un poco estresante el tema porque como ya he dicho, no paran de reproducirse y es como una fuente constante de crías y más crías (con los problemas que eso conlleva), no lo recomiendo mucho… pero en fin, que es lo que tiene tener Guppys.

Ale, ¡vamos con los consejos!

Cuidado con el Filtro

Sin ninguna duda el filtro ha sido el mayor problema al que me he enfrentado ya que al menos en mi caso tengo uno de cascada y lo que sería el «tubo que absorbe» (que seguro que tiene un nombre técnico, pero bueno, se entiende) no es como que tenga una «malla» o algo así que impida el paso de cosas pequeñas. Algo que también tiene sentido ya que la idea es que «chupe» cositas pequeñas.

La cosa está en que claro, las crías son pequeñísimas y sí, se me ha tragado a bastantes. Yo pensaba que serían «listos» y no se acercarían mucho, o que escaparían al notar la succión; ¡que de hecho lo hacen!; pero claro, son muchos días, muchas horas y siempre hay alguno que le pilla despistado o algo y acaba succionado.

Como en mi caso se trata de un filtro de cascada, pues al menos podía salvarles de forma sencilla (con uno interno debe ser horroroso). Solo tienes que abrir el filtro (la tapa de arriba y tal) y sacarles de allí. Pero bueno, te cuento el proceso exacto para que no la líes, que el filtro es delicado:

  1. Apaga el filtro.
  2. Retiras la tapa y vas preparando un recipiente con un poco de agua embotellada (nada de agua del grifo eh, que entonces nos cargamos las bacterias beneficiosas).
  3. Sacas las esponjas, cilindros, o en definitiva, el material filtrante que utilices y los añades en el recipiente con agua. Esto lo hacemos porque es mejor que se mantengan bien mojados para no dañar a la colonia bacteriana, que te recuerdo que la mayor parte de la colonia vive en el material filtrante del filtro.
  4. Ahora tienes el filtro puramente con agua. Deberías ver a las crías por ahí, viertes el contenido del filtro dentro del acuario para que caigan las crías.
  5. Puedes aprovechar para limpiar un poco el material filtrante del filtro, pero ojo porque aquí la puedes liar mucho. Te dejo link al tema en este mismo párrafo para que sepas hacerlo bien. Sino quieres limpiarlo por ahora, vuelves a añadir el material filtrante al filtro y lo enciendes. Asegúrate antes de que no tienes alguna cría en el recipiente de agua con el material filtrante, que se puede colar alguna. Puedes mover un poco el material
  6. Si ves que el filtro no tira bien, simplemente tendrás que añadir un poco de agua embotellada (la que uses para los cambios parciales) directamente dentro del filtro. Puedes utilizar un vaso para ello, verás que al hacerlo si comenzará a fluir la cosa. Si con un baso no sirve, pues dos, hasta que fluya.
  7. El agua que te quede en el recipiente la revisas para que no haya crías y una vez realizado la puedes tirar. Al acuario no eh, al WC, al fregadero… donde quieras.

Además, deberías poner el filtro muy bajo si quieres evitar que esto ocurra a menudo. Yo lo acabé poniendo al mínimo porque me di cuenta de que entonces no los absorbía. Es cierto que eso implico una limpieza más concienzuda por mi parte en los cambios parciales porque el filtro estaba demasiado bajo, pero es lo que hay.

Otra cosa que puedes hacer, aunque yo preferí no hacerlo, es añadir una media en la parte que absorbe del filtro, para evitar que así entren los peces. El caso es que no me gustó por 2 motivos y tardé menos de un día en quitarlo:

  1. La media como tal tiene unos poros demasiado pequeños y por ende el filtro no tragaba ningún tipo de resto de nada que hubiera en el acuario.
  2. Me preocupaba que la media como tal pudiera segregar algún tipo de elemento tóxico en el acuario, así que pensé que mejor quitarla por si acaso. A fin de cuentas es algo sintético, tiene tintes y claro, pues me daba mal rollo la cosa.

Es por ello que te recomiendo lo que ya te he comentado previamente.

Necesitan Muchos Refugios

Otro de los grandes problemas que he podido notar que por mi parte al menos ya estaba subsanado previamente es que como no dispongas de muchos elementos en el acuario que puedan servir de refugio… pues lo más seguro es que tus peces se coman a las crías.

Aun teniendo escondites es inevitable que se coman alguno, otras crías morirán porque sí… es algo normal y en cierto modo aunque suene cruel, es algo bueno porque si te saliesen todas las crías acabarías teniendo un acuario tan tan poblado que eventualmente acabarías teniendo muchísimas bajas (si no pierdes a todos). Yo he tenido muchísimas pérdidas de crías y aun así tengo ahora mismo el acuario bastante petado, así que imagínate si salen todas adelante. Voy a tener que dárselos a alguien porque cada vez tengo más Guppys y eso está desestabilizando mi acuario.

El caso, necesitas tener plantas, cuevas (o Cococuevas), troncos… o como si tienes una calavera, aunque yo prefiero cosas naturales. A más tengas pues mejor.

Cómo Alimentar a las Crías

Esto no es un problema como tal, pero hay que tenerlo en cuenta. Las crías también comen, pero… ¿qué comen? Pues verás, el Guppy es un pez Omnívoro (ya hablaré más a fondo sobre su alimentación algún día) y se suele recomendar una dieta más vegetal.

Resumiendo mucho, echa tus bolitas o escamas en el acuario, solo que en mayor cantidad. Te recomiendo más escamas en este caso, porque como son más pequeñitas, será más sencillo que alguna cría pille alguna. Cuando los peces estén comiendo arriba raro será que se acerquen porque estas tienden a evitar a los demás peces (porque se las comen) pero lo que sobre y quede por el suelo del acuario o por ahí si que se lo irán comiendo.

Estas además irán picoteando un poquito las plantas, algas y demás, que también es alimento para ellas. De todos modos, no te vayas a pensar que un Guppy debe alimentarse solo con algas y plantas, tienes que darle igual sus escamitas o bolitas para que estén bien nutridos.

Ojo en los Cambios Parciales

Y para terminar algo que puede resultar muy obvio, pero bueno, a mí siempre me gusta aclarar todo porque a veces lo obvio se nos puede pasar por alto cuando no tenemos experiencia.

Para los cambios parciales yo suelo recomendar Sifón para acuarios grandes y Tubo de Aireador para acuarios pequeños. No importa cuál uses tú, ambos pueden tragarse muy fácilmente a las crías, así que tendrás que tener un cuidado extremo para que esto no ocurra.

Y nada, con eso estaría todo; creo que te puedes hacer una idea del engorro que es tener crías, pero es cierto que es algo muy bonito de ver y hace bastante ilusión ver cómo crecen y demás. El problema es que los Guppy son máquinas de crear hijos y se hace un poco cuesta arriba el tema.

▷ Compra aquí Aloe Vera 99% puro. Mejorará la salud de tu Betta, mano de santo, nunca falta en mi acuario.

El problema es que claro, como dentro de un tiempo tendré todavía más Guppys adultos, pues estos se reproducirán más y habrá aun más crías y uf, ya veré cómo me lo monto. Ale, ¡hasta la próxima!

¡Suscríbete a BettaBlog!

¡Suscríbete para recibir en tu correo más contenido como este!

¡Gracias por suscribirte! ¡No olvides revisar tu correo para realizar la confirmación!

¡Algo no ha funcionado correctamente!

Leave a Comment!